Tomando conciencia de nuestro PLE

Probablemente la primera cuestión que deberíamos plantear, es justamente aclarar que es un PLE. Se trata de un acrónimo de Personal Learning Environment que significa Entorno Personal de Aprendizaje:

Hoy en día es muy frecuente la percepción de la segmentación del aprendizaje, observándose la diferenciación entre los momentos de la docencia, sea presencial o no, y el resto del tiempo del estudiante, en el que se considera que no realiza ninguna labor productiva para su educación. Graham Attwell (2007) advierte del peligro de la creciente consideración, por parte de los jóvenes, de una escuela o enseñanza desconectada de sus vidas, conformándose en ese extremo como algo irrelevante. Contrariamente a ello, los estudiantes universitarios suelen preferir estudiar en una universidad tradicional a hacerlo en una no presencial, debido “principalmente a su papel social” (Carnoy, 2004 ). Ante este panorama, surge una nueva forma de entender el aprendizaje, “considerándose ahora como multi-episódico, con individuos pasando periodos ocasionales de educación formal y entrenamiento a lo largo de su vida laboral” (Attwell, 2007 ). Se funde así el mundo de la enseñanza formal con el resto de la vida en un continuum vital de aprendizaje.
En este contexto aparece a partir del año 2001 “un concepto y una manera de usar la Internet para aprender” suponiendo un “cambio realmente sustantivo en la forma de entender el papel de las TIC en la educación” (Adell & Castañeda, 2010). Tal concepto es el de Personal Learning Enviroment (PLE), siendo capaz de reunir e interrelacionar los mundos de la educación formal o reglada con el aprendizaje de la vida (Attwell, 2007).

Extracto de Abarca-Alvarez, F.J. & Osuna-Perez, F. 2012. Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs) en disciplinas creativas. Una experiencia en el aprendizaje del Urbanismo. Actas del XII Congreso Internacional de Formación del profesorado de Valladolid. 2-24 de noviembre del 2012.

Desde el GrinWeek de la Universidad de Granada, David Álvarez (@balhisay) nos invitó el pasado 12 de febrero de 2013 a reflexionar sobre nuestro PLE. Estos son mis resultados obtenidos en la propia sesión:

Estructura de mi PLE

Sirva esta reflexión sobre las implicaciones actuales de los PLE:

 El e-learning, en sus últimas interpretaciones, “abre puertas a nuevos modelos de educación, a un uso más intenso de las nuevas tecnologías y representa una experiencia muy valiosa” (Planella y Rodríguez, 2004 ), pero fue al surgir el concepto PLE, en 2001, cuando la educación pasó de mirar la enseñanza en sí misma, a centrarse en el aprendizaje del alumno, tratando de gestionar las fuentes de información que utilizaba a lo largo de diferentes instituciones (Adell & Castañeda, 2010). Pronto se desarrollaron varias líneas de definición sobre el fundamento de los PLEs: Una primera lo describe como un software cliente intermediario entre el estudiante y los servicios, una segunda basada en esta anterior pero que se realiza en la web y por último una última que defiende que el PLE ya está entre nosotros, como forma personalizada de uso de todo tipo de recursos online (Sclater, 2008 ). Relacionado con las ideas del conectivismo, Graham Attwell (2007 ) defiende que el PLE “se basa en la idea de que el aprendizaje tomará lugar en diferentes contextos y situaciones proporcionadas no por un único proveedor de aprendizaje”, reconociendo de ese modo “la importancia del aprendizaje informal”. Se puede entrever aquí la consideración de la utilidad de los PLEs como conectores entre los aprendizajes formal e informal. El propio Attwell (2007 ) confirmará su idea de que un PLE, no es una aplicación, sino que es “la unión de todas las herramientas que usamos en el aprendizaje de cada día de la vida”. Por su lado Jordi Adell y Linda Castañeda (2010 ) lo describirán como “el conjunto de herramientas, fuentes de información, conexiones y actividades que cada persona utiliza de forma asidua para aprender”, configurado “alrededor de las herramientas y servicios que nos permiten el acceso y la relación con la información (acceso y actividades) y con otras personas, en concreto con las herramientas “sociales” de la Web 2.0, y de las estrategias con que configuramos el uso de las mismas”.

Extracto de Abarca-Alvarez, F.J. & Osuna-Perez, F. 2012. Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs) en disciplinas creativas. Una experiencia en el aprendizaje del Urbanismo. Actas del XII Congreso Internacional de Formación del profesorado de Valladolid. 2-24 de noviembre del 2012.

Fuente imagen de portada: MrStein en Flickr (cc-by-nc-sa).